El Padre que está en el cielo no quiere que se pierda ni uno solo de estos pequeños


Si un hombre tiene cien ovejas, y una de ellas se pierde, ¿no deja las noventa y nueve restantes en la montaña, para ir a buscar la que se extravió? 

Y si llega a encontrarla, les aseguro que se alegrará más por ella que por las noventa y nueve que no se extraviaron. 

De la misma manera, el Padre que está en el cielo no quiere que se pierda ni uno solo de estos pequeños.

Evangelio de San Mateo 18,12-14 
Anuncios